ajedrez, diciembre 21, 2016

Historia del ajedrez (22): Los Mansubat

Los problemas del ajedrez musulmán parecen haber sido muy populares en su tiempo y en los manuscritos supervivientes se cuentan más de 1.500, si bien y dado que muchos de los problemas están repetidos, los expertos fijan el número total en torno a 600.

Estas colecciones de problemas se conocían como mansubat (cuya traducción sería «lo que está establecido», algo así como arcanos del juego). Cada problema se llama mansuba. El mansuba es una posición en la que uno de los bandos está amenazado de un mate al parecer irremediable. A veces, hay varias posibilidades de mate, hasta cinco o seis. Sin embargo, y gracias a una secuencia forzada de lances casi mágicos, el bando amenazado, que es mano, se anticipa y da mate a su rival. Se trata de una estructura dramática digna de la serie negra, en la que el protagonista está obligado a matar para no ser muerto.

Sin embargo, no todos los mansuba son de mate obligado. También comprenden finales de otro tipo (finales que se ganan o que son tablas). El historiador al-Masudi, contemporáneo de as-Suli, bosqueja una clasificación y habla de «tipos de mansubat notables», en los que parece aludir (y destacar) precisamente a los problemas de mate forzoso.

En el diagrama siguiente podemos ver un ejemplo de mansuba.

mansuba-1
Juegan blancas y dan mate en cinco

Las blancas deben actuar con energía, pues su rey está amenazado de mate en una (1 … Th2++; téngase en cuenta que la figurita que representa a la dama es, en realidad, un firzan, y sólo puede mover a una casilla contigua en diagonal).

Solución: 1 Tc7+ Re8 2 Cxf6+ gxf6 3 e7+! (atracción a un doble jaque descubierto) 3 … Axe7 4 Ac5+, y mate a la siguiente (4 … Rd7 o 4 … Rf7, 5 ¦e7++).   

El mate de Dilaram

El problema que sigue es un mansuba, que data del siglo X, atribuido a as-Suli. El poeta turco Firdawsi at-Tahihal lo incluyó en su gigantesco poema, e incluso lo embelleció con una historia imaginaria. Un rey había perdido toda su fortuna jugando al ajedrez con otro rey y, en su desesperación, acabó apostando a su favorita, Dilaram.

El rey, que conducía las blancas, parece estar perdido, pues las negras amenazan al monarca blanco nada menos que con cuatro mates distintos: T8b4++, T2b4++, Ta8++ y Ta2++.

mansuba-3

Juegan blancas y dan mate en cinco

Pero entonces la bella Dilaram, que presenciaba la partida, angustiada por el posible desenlace, le dijo a su rey: «¡Oh, Señor, sacrifica las dos torres, juega luego tu alfil y el peón y da mate con el caballo, y salvarás así a Dilaram!»

La solución es: 1 Th8+! Rxh8 2 Af5+ (recuérdese que esta pieza no es un alfil moderno, sino que juega como la alferza medieval, es decir, a dos casillas de la suya en diagonal) 2 … Rg8 3 Th8+! Rxh8 4 g7+ Rg8 5 Ch6++  

1 comentario

  1. RumpleChess 19:10, marzo 12, 2021

    Como autor e historiador, el ajedrez le debe a usted, maestro Gude, una gran aportación al conocimiento general del arte-ciencia, así como traer a la luz de sus lectores pequeños fragmento de la historia que, hasta su publicación, permanecían en bajo el manto de las sombras del olvido.
    Siempre es un placer leer sus libros y artículos.