ajedrez, enero 27, 2014

NACIMIENTO DE INFORMATOR

El nacimiento del anuario INFORMATOR supuso, en ajedrez, una revolución de increíbles dimensiones.

El primer número se publicó a comienzos de 1967 y contenía partidas disputadas en el primer semestre de 1966.
El director de la publicación era Milivoje Molerovic, un conocido organizador yugoslavo. El GM Aleksandar Matanovic, su redactor en jefe, asistido por el también GM Borislav Ivkov y el MI Borislav Milic, junto con un equipo de colaboradores muy cualificado.
Los jugadores de ajedrez casi no podíamos creer lo que veíamos: de pronto se superaban todas las barreras idiomáticas, gracias a un lenguaje de símbolos, y también de diseño (puesto que las piezas, creo que por primera vez, pasaban a significarse con figuritas), con dictámenes teóricos que ya habían sido utilizados, junto con otros nuevos.
Aquel primer volumen de Informator contenía 466 partidas, con análisis sucintos (algo que continuamente mejorarían con el tiempo) y, a efectos documentales, la primera partida del libro fue Simagin-Sokolski (Correspondencia).
El autor de la codificación de aperturas (que posteriormente se mejoraría de forma considerable) fue el MI Braslav Rabar (a veces escrito como Hrabar), y hay que decir que ese código, en su nueva forma, supuso un avance técnico considerable para el archivo y documentación de partidas, hasta entonces tan confuso por las diferentes nomenclaturas locales o nacionales.
En España acababa de desaparecer ‘El ajedrez español’ y no teníamos revista, pero incluso en los países en que sí la tenían, la información era exigua. Informator supuso un avance cualitativo sin igual en ese momento.
Matanovic llegó a decirle a Botvinnik (téngase en cuenta el contexto temporal): «Ahora no hay que llevar libros ni fichas a los torneos, basta con llevar el ‘Informator’. Y Botvinnik le contestó: «¿Y qué sucederá cuando haya publicados veinte Informators?». Matanovic no tuvo respuesta para eso.
+

.

¿Quieres comentar algo?