otros temas, enero 30, 2011

PARA TROITZKYADICTOS (1)

No se trata de Lev Davidovich Bronstein, alias Trotsky, sino de Alexei Alexeevich Troitzky (1866-1942), uno de los más brillantes compositores de estudios (o finales artísticos) de todos los tiempos.

Alexei Troitzky

Deutsche Schachzeitung, 1907

Blancas juegan y ganan

1 Af8+ Rh7 2 Tg7+ Rh8 3 Ae7! De1 4 Af6 Dxe2+

O bien 4 … Dc1 5 Rh2! Dc2 6 Rh1! Dc4 7 Aa1 Dc2 8 e3! Dc4 9 Ab2 Da2 10 Ad4 Dc4 11 Aa1 h4 12 Af6 De6 13 Ad4 Dc4 14 Aa1 h3 15 exf4 h2 16 Ab2 Da2 17 Ae5 Dc4 18 Aa1, y ganan.

5 Rh1!

Si 5 Rg1 (no 5 Rh3? por 5 … De6+ y ganan las negras), 5 … De6 6 Ab2 Da2 7 Af6, y las negras hacen tablas.

5 … De6

5 … Dc4 6 Aa1!, y si 5 … Dxf3+, 6 Rh2!, ganando en ambos casos.

6 Ad4 Dc4 7 Aa1 h4 8 Af6 De6 9 Ad4 Dc4 10 Aa1 h3 11 Af6 De6 12 Ad4 Dc4! 13 Aa1 h2 4 Af6! Dc4 15 Ad4 Dc4

16 Aa1 (1-0).

La idea central del estudio es dar un descubierto con la torre que gane la dama negra. Ahora ésta no puede esconderse de un jaque así, a cualquier casilla que vaya, y si 16 … Dc1+ (o 16 … Df1+), naturalmente, 17 Tg1+, ganándola de todos modos.

Obsérvense los desplazamientos geométricos y precisos del alfil, así como los del rey blanco para situar a las negras en una posición de Zugzwang.

+

¿Quieres comentar algo?