otros temas, septiembre 14, 2016

LOS RUSOS CONTRA FISCHER

LOS RUSOS CONTRA FISCHER

Tras el match de Candidatos Fischer-Taimanov, el Comité de entrenadores de la Federación de Ajedrez de la URSS movilizó a sus grandes jugadores, pidiéndoles informes acerca del juego de Bobby Fischer.

El 7 de junio de 1971 comunicó a todos ellos que en julio tendría lugar una reunión especial, “en relación con el resultado del match Taimanov-Fischer” (obsérvese el nombre de Taimanov en primer lugar). Quedaban dos grandes bazas en el camino: Petrosian y Spassky.

Éste es un extracto del libro The Russians versus Fischer:

 

El Comité de Entrenadores, en vista del resultado totalmente insatisfactorio con que finalizó el match, sin precedentes en la participación soviética en eventos internacionales, ha decidido que en julio habrá una reunión especial con objeto de reunir y debatir toda la información disponible y formular recomendaciones sobre aperturas, estrategia y táctica a emplear contra Fischer.

 

Siguen algunos extractos de las cartas secretas dirigidas por grndes maestros soviéticos al Comité de Deportes de la URSS (cuyo contenido constituye un detallado análisis del juego de Fischer).

 

Lev Polugaievsky:

“Como jugador de ajedrez tiene un pensamiento muy concreto. Fischer no siempre actúa con precisión en posiciones en que los cálculos tienen una importancia secundaria y sí tienen prioridad las maniobras, o en las que la situación es muy dinámica, por ejemplo cuando hay que tomar decisiones basadas fundamentalmente en la intuición.”

 

Tigran Petrosian:

“Como la mayoría de los jugadores, a Fischer le desagrada que la iniciativa esté en manos de su oponente. Tampoco le gusta la defensa pasiva, en la que, obviamente, no destaca. Al jugar contra Fischer, lo importante es buscar y asegurarse la iniciativa. En un match con él es preciso esa iniciativa para traducirla en puntos. Fischer no está habituado a jugar en términos de igualdad, y en la tensa atmósfera de un match suele ponerse nervioso y jugar con menos seguridad en sí mismo.”

 

Vassili Smyslov:

“Es importante diversificar los modelos de apertura, antes que aferrarse a un mismo sistema, pues en tal caso Fischer pronto se adaptaría en un match largo. En una posición inferior podría ser conveniente recurrir a las complicaciones tácticas, a fin de distraerlo de su plan de acción.”

 

Evgeni Vasiukov:

En nuestras preparaciones, examiné más de 500 partidas suyas, y se analizaron todas sus partidas recientes (entre 1963 y 1970). Se estudiaron los gustos y hábitos de Fischer y se trazó un plan de acción.”

 

Mark Taimanov:

“Comprendí que el match con Fischer era el mayor acontecimiento de mi carrera. Así que procedí a una intensa preparación, con asesoramiento de los mejores especialistas (Botvinnik y otros). Normalmente, juego con facilidad, pero en este caso comprendí que estaba destinado a cumplir una misión. Ese fue, probablemente, mi mayor error.”
Yuri Balashov:

“La principal debilidad de Fischer es que tiene un abanico de aperturas muy restringido con negras.”

 

Boris Spassky:

“Lo único que dije fue: ‘No le digamos a Taimanov la verdad acerca de la fuerza de Fischer, porque perdería confianza en sí mismo’.”

 

Alexander Kotov:

“Fischer es el jugador de ajedrez ideal en todos los sentidos de la palabra. Increíble concentración. Una armonía especial. Siempre lleva un ajedrez de bolsillo y algún libro de ajedrez. Sus excentricidades sólo se refieren a las negociaciones.”

 

Boris Spassky:

“Y cuando todos perdamos con Fischer, ¿seremos diseccionados de la misma forma?”

 

Tigran Petrosian:

“Sí, de la misma forma. Pero no aquí.”

 

Mijail Tal:

“En primer lugar, debo decir que soy algo escéptico acerca de la idea misma de este tipo de consultas sobre una persona ausente. En mi opinión, sería mucho más útil que nuestros mejores jugadores (puesto que todos estamos interesados en que gane Spassky) se reuniesen con el campeón del mundo e intercambiasen sus opiniones con él en una especie de charla personal.”

 

Retrospectivamente sabemos que esta iniciativa de las instituciones oficiales soviéticas para frenar a Fischer no sirvieron para gran cosa, y bajo el prisma actual casi parecen una conspiración infantiloide.

1 comentario

  1. FABIO CASTILLO 19:57, septiembre 14, 2016

    ES EVIDENTE EN ESTOS COMENTARIOS, QUE LOS RUSOS ESTABAN HABLANDO IDIOMAS DISTINTOS ENTRE ELLOS… LA OPINION MAS OBJETIVA ES LA DEL GM., TAL. POR OTRO LADO, SI FISCHER VIENE APLASTANDO A TODO EL MUNDO, LO MAS LOGICO ES QUE LA ENTIDAD RESPONSABLE EN LA URSS, PIDA INFORMACION A QUIENES SABEN Y SE TRACE UN PLAN DE ACCION… INFORTUNADAMENTE PARA ELLOS, NO SE PREPARARON CONTRA LA GUERRA SICOLOGICA.