otros temas, diciembre 23, 2015

EL CASO SELIMANOV

EL CASO SELIMANOV
En 1957 el norteamericano William Lombardy ganó el Campeonato Mundial Juvenil con un impresionante 100% de la puntuación: ¡11 de 11! Después de él, se clasificaron el alemán Matthias Gerusel y el holandés Lex Jongsma. El representante de la URSS, Vladimir Selimanov, sólo pudo ser cuarto. Un resultado frustrante para el interesado y para el ajedrez soviético, cuyas autoridades sólo contemplaban su regreso triunfal con la medalla de oro. En la edición anterior (1955), Boris Spassky se había proclamado campeón del mundo en Amberes.
¿Cuál fue la posterior carrera de Selimanov? En lenguaje minimalista y preciso: inexistente. Tres años después, a los 21, se suicidaría, arrojándose por la ventana.
¿Qué razón pudo haber impulsado al joven jugador a dejar este mezquino mundo?
Parece ser que durante el Mundial Juvenil, que se había celebrado en Toronto, se había enamorado de una chica canadiense y es posible que la poco plausible tentativa de reunirse con ella le hubiese llevado a la desesperación. A los 20 años un amor irrealizable puede resultar absolutamente angustioso e insoportable para el espíritu. También se dice que padecía esquizofrenia. Será difícil ahondar en la cuestión y alcanzar algún tipo de respuesta concluyente, sobre todo porque su madre, Nadezhda Andreevna y su padre adoptivo, Vassili Smyslov (sí, el excampeón mundial) fallecieron hace ya algunos años y pocas veces, como es comprensible, quisieron aludir a ese trágico avatar de sus vidas. Entre los nombres de sus padres, y en la misma tumba del cementerio Novodevichy de Moscú, una lápida honra la memoria de Vladimir Selimanov.
+

¿Quieres comentar algo?