Ajedrez, mayo 3, 2017

¿Un espejismo de Bobby Fischer?

Bobby Fischer. Ilustración de Idearte para AG.

El 20 de mayo de 1964, y en el marco de una gira de simultáneas, Bobby Fischer dio una exhibición en Cicero (Illinois, EEUU), en la que perdió una extraña partida. Extraña, porque tuvo un desenlace inhabitual y, sobre todo, porque el campeón norteamericano parece haber omitido una sencilla réplica, impropia de uno de los mejores simultaneadores de todos los tiempos, ya que Fischer se tomaba las exhibiciones con el mismo rigor y seriedad que las partidas de torneo. Veamos:

Fischer – Erwin Puto

Cicero, 20/5/1964
Gambito Vienés

1 e4 e5 2 Cc3 Cc6 3 Ac4 Cf6 4 f4 Ac5 5 Cf3 d6 6 d3 0-0 7 f5?! Cd4 8 Ag5 c6 9 a3 h6 10 Ah4 b5 11 Aa2 a5 12 g4 g5 13 fxg6 Axg4 14 Axf7+ Rg7 15 Cxd4! Axd4

16 Ce2?? Axb2 17 Tb1 Ac3+ 18 Rf2 Cxe4+! 19 dxe4 Dh4+ 20 Rg2 Dh3+ 21 Rg1 De3+
(0-1)

¿Por qué no jugó aquí Fischer 16 Axf6+, seguido de 17 Dxg4?

En su columna de El País del 30/1/1996, Lincoln Maiztegui comenta esta partida y dice: “Ahora no es posible 16 Axf6+ Dxf6 17 Dxg4, por 17…Df2++”. Ahora bien, después de 17 Dxg4, las blancas ganan sin despeinarse. Si 17…Df2+ 18 Rd1, y las negras están completamente perdidas. Un caso de imagen residual en que el jugador sigue viendo a la dama blanca en d1, propiciando así el mate.

¿Es posible que  a Fischer se le haya escapado algo tan simple? ¿O acaso hay alguna errata que a nosotros se nos escapa?

Columna de El País del 30/01/1996
Columna de El País del 30/01/1996

2 comentarios

  1. Jorge 22:05, junio 28, 2017

    Igual a Fischer le pasó lo mismo que a Lincoln Maiztegui

  2. AlfredoBeyer 16:38, junio 18, 2017

    Fue imagen residual hasta los mejores del mundo pueden cometer ese error