ajedrez, enero 18, 2014

Un libro extraordinario

CÓMO ENSEÑAR AJEDREZ. El entrenamiento en ajedrez
Uwe y Ernst Bönsch
456 páginas
Formato: 170 x 240 mm
Encuadernación: cartoné
PVP: 40 euros

PAIDOTRIBO ha publicado recientemente un gran libro, del que son autores los hermanos Ernst y Uwe Bönsch. El segundo es un reputado gran maestro y el primero un prestigioso pedagogo, profesional de la enseñanza.
Advierto, desde ya, al lector, antes de cantar y contar las excelencias de esta obra, que soy parte interesada, pues tuve el honor de traducirla al castellano.
La nota de contracubierta reza así:
CÓMO ENSEÑAR AJEDREZ es un manual de referencia, moderno y metódico, para la instrucción en todos los niveles de ajedrez. Tanto para el que se inicia o cuenta con unos conocimientos modestos como para el jugador más avezado, el libro, desde una metodología gradual y bien estructurada, facilita el aprendizaje y la asimilación de los nuevos conceptos.
Una descripción modesta y ciertamente contenida, pues los méritos del texto son mucho mayores. 
El libro consta de diez extensos capítulos, minuciosamente estructurados, como corresponde al tradicional sentido germánico de la sistematización. Son éstos:
1. Acerca de la naturaleza del ajedrez (7 páginas)
2. Desarrollo histórico progresivo de las teorías del juego, escuelas de ajedrez y tendencias (45)
3. Enseñanza y entrenamiento metódico, concepción fundamental del ajedrez deportivo (71)
4. Programa de enseñanza e instrucción para transmitir los fundamentos técnicos con material estructurado (87)
5. Cuadro sinóptico del sistema de aperturas y variantes (25)
6. Ejercicios para instruir y entrenar (78)
7. Plan marco de entrenamiento (38)
8. Material de trabajo para pedagogos de ajedrez (49)
 9. Código ético para entrenadoras y entrenadores deportivos (3)
10. Términos especiales de ajedrez (76)
Están precedidos de un prólogo del profesor Hans-Jürgen Höchgrafe, director de instrucción de la Federación Alemana de Ajedrez, y un prólogo de los propios autores.
El GM Uwe Bönsch era, en el momento de publicarse el libro, el entrenador jefe y seleccionador de la Federación Alemana, mientras que Ernst Bönsch había publicado ya interesantes y lúcidos trabajos sobre la enseñanza e instrucción ajedrecísticas.
Si el contenido de los dos primeros capítulos es irreprochable y tiene un indudable interés para cualquier jugador, sea o no debutante, la verdadera fuerza de la obra radica en los seis siguientes, que responden de forma más que eficiente al proyecto de la Federación Alemana de convertir el libro en la biblia oficial para sus 1.300 entrenadores titulados.
No está mal tampoco que los Bönsch nos sirvan en bandeja un código ético, siempre conveniente en lugares y horas en que la moral y la ética no están en su punto álgido.
El último capítulo sobre léxico y vocabulario ajedrecístico incluye simbología, descripciones de mates y variantes del juego, y un útil minidiccionario inglés/español, que los participantes en torneos abiertos sin duda agradecerán.
Pero vamos a centrarnos en los capítulos estrella (3, 4, 6, 7 y 8).
Sería prolijo describir estos capítulos en una reseña que, forzosamente, ha de ser breve, pero a modo de ejemplo, me permitiré incluir una segmentación no completa del tercero:

3.1.1 Aspectos del planteamiento de problemas en la enseñanza del ajedrez
3.1.2 Principios didáctico-metodológicos para la formación en ajedrez
3.1.2.1 Principio de uniformidad en la formación y educación del ajedrecista
3.1.2.2 Principio de sistematización
3.1.2.3 Principio de comprensión
3.1.2.4 Principio de claridad
3.1.2.5 Principio de la adquisición permanente de conocimientos, y desarrollo de las capacidades y cualidades específicas para el juego
3.2. El entrenamiento en ajedrez (y aquí se nos habla del proceso de reflexión específico, de la reducción de variantes en el proceso de cálculo, incluso del proceso de pensamiento según el investigador holandés de Groot)
3.2.2.1 Orientación teórica de las formas de entrenamiento
3.2.2.2 Formas de entrenamiento y competición orientadas a la práctica (y aquí los autores señalan las diferencias entre competición y entrenamiento, distinguen el entrenamiento habitual del conveniente al acercarse el torneo, partidas de entrenamiento, formas de instrucción estratégica, desarrollo de la capacidad táctica, partidas en consulta, escuela de finales, objetivos y tareas para antes y después de la partida de competición, etc.)
3.3 Papel del entrenador/instructor en el proceso de formación ajedrecística (requerimientos de la personalidad de los profesores, tareas y actividades características, implementación de una formación ajedrecística específica, científicamente fundada, organización de actividades regulares, orientación a los jugadores jóvenes, estimular la ambición, inculcar una vida sana, perfeccionamiento constante, etc.).

El cuarto capítulo es el más extenso y contiene prácticamente un curso de ajedrez, con la novedad de que propone la creación de hojas temáticas de ejercicios y una especie de examen final que el estudiante debe superar.
El quinto capítulo es puramente descriptivo sobre el mapa de aperturas.
El sexto está totalmente volcado a ejercicios y sus correspondientes soluciones. Pero hay que decir que muy acertados, muy bien elegidos y estructurados en secciones. Por ejemplo: mates en una, mates en dos, combinaciones elementales de mate, otras combinaciones, combinaciones de tablas, combinaciones simplificadoras, estudios, problemas de matemática ajedrecística y problemas humorísticos.
El séptimo es también muy útil. El subtítulo del mismo lo dice todo: Directrices para el entrenamiento de los jugadores/as de talento en la Federación Alemana de Ajedrez. Es, por tanto, un texto de política deportiva, con excelente planificación.
El octavo, por fin, más que para el estudiante, está destinado a profesionales o personas que ejercen algún tipo de actividad deportiva (entrenadores, árbitros, instructores o monitores), pues habla de disposiciones, sistemas de juego y, por supuesto, incluye reglamentos y todo tipo de normativa.

Los mayores aciertos del libro se derivan de la enorme competencia de los autores: pedagogía, técnica e información van de la mano, expuestas con un lenguaje claro, a pesar de que, en algunos casos, los temas tratados exigen explicaciones de cierto nivel, como cuando se nos habla del funcionamiento del cerebro o de cuestiones psicológicas. Si, por último, tengo que destacar algo, me quedo con la gran calidad de los ¡979 ejercicios!, no sólo bien elegidos, sino, lo que es, al menos, igual de importante, su estructuración temática.
Nos encontramos, pues, ante un manual de altos vuelos, una auténtica summa. Un gran libro. Un libro extraordinario. Una auténtica joya.

3 comentarios

  1. Jorge 11:40, julio 09, 2021

    Hola, Antonio. Llevó un tiempo aprendiendo a jugar (no sólo a mover las piezas) al ajedrez. Me ha interesado mucho lo que comentas sobre este libro. Pero centrándose en lo puramente ajedrecístico, el libro enseña a jugar al ajedrez? Lo digo comparándolo con otros que he visto y dudo en adquirir, como el «Tratado general de ajedrez’ de Roberto Grau, o «Comprender ajedrez jugada a jugada», de John Nunn. Quiero mejorar mi nivel y me gustaría saber si este libro es adecuado para ello. Agradecería tu respuesta. Muchas gracias.

  2. Pau 21:15, febrero 04, 2014

    Le eche un ojo al verlo en la librería y realmente estoy tentado de comprarlo.

  3. Anonymous 16:57, enero 19, 2014

    buenos dias, excelente libro..en Colombia donde se puedes conseguir? gracias